Press Release —Global Mayo 08, 2018

La OIM en Malí asiste a más de 1.100 migrantes de África subsahariana en la frontera argelina

Gao – Desde el 10 de abril, 1.135 migrantes de África Occidental, incluyendo a 9 mujeres y 30 niños, han sido asistidos por la OIM, el Organismo de las naciones Unidas para la Migración en Gao, al norte de Malí. Estos migrantes habían sido aprehendidos por las autoridades de Argelia cuando intentaban llegar a Europa a través de dicho país. Los migrantes ingresaron a Malí a través de Inkhalid, una pequeña ciudad ubicada en la frontera sur que Argelia comparte con Malí, tras haber sido deportados por las autoridades argelinas. Inkhalid, ubicada en la región desértica de Kidal, en Malí, y declarada zona insegura cuando estalló la crisis que asoló al país desde 2012 (a raíz de un golpe militar y de una rebelión en el norte), no tiene infraestructura para albergar a los cientos de migrantes que retornan ni tampoco cuenta con transporte público hacia Gao, la ciudad más cercana que está bajo el control del Gobierno de Malí y que se encuentra a una distancia de 36 horas por auto, debiéndose atravesar el desierto para llegar a ella. Dada la situación de inseguridad en la zona, las operaciones de asistencia también se vuelven dificultosas. En Gao la OIM y sus socios, organizaciones de la sociedad civil, la Cruz Roja de Malí, UNICEF y centros de albergue (Directorio Regional de Protección Civil, Centro de Recepción de Migrantes, Direy Ben y La Maison des Migrants) trabajan conjuntamente para albergar a los cientos de migrantes que necesitan asistencia inmediata (recepción, elaboración de perfiles, alimentos, albergue, provisión de artículos no alimentarios y de cuidados de salud) hasta el momento en el que sean transferidos al Centro de Tránsito de Protección Civil localizado en Sokoniko, Bamako. Los migrantes rescatados proceden principalmente de Malí pero también de Guinea, Senegal, Costa de Marfil, Burkina Faso, Níger, Gambia, Benín, Guinea-Bissau, Mauritania, Liberia, y Nigeria y se encuentran todos en un estado de salud realmente alarmante. “Cerca de 488 migrantes llegaron tan solo en un día (23/4), pero la oficina de la OIM en Gabo puede albergar un máximo de 300 personas,” dijo Oscar Safari, jefe de la oficina de la OIM en Gao. “Para asistir de mejor manera a estos migrantes y continuar con nuestro trabajo en buenas condiciones, la OIM en Bamako procedió a desplegar de inmediato una mayor cantidad de empleados en Gao. Sin embargo, se necesitan más personas y equipo para poder hacer frente a estas llegadas diarias a Gao.” En Bamako, las autoridades de Malí y la OIM enfrentan las mismas dificultades. El Centro de Protección Civil de Sokoniko y otros centros de recepción similares han también colmado su capacidad si bien los migrantes rescatados siguen necesitando asistencia inmediata. La OIM ha contactado a centros privados para poder responder a las necesidades en materia de alojamiento de la próxima oleada de migrantes que retornan, antes de la apertura del Centro para Migrantes construido por el Gobierno de Mali. “Desde abril de 2018, se observaron grandes flujos migratorios en la frontera entre Argelia y Malí,” dijo Bakary Doumbia, Jefe de Misión de la OIM en Malí. “La OIM trabaja duro para proveer asistencia inmediata a los migrantes que retornan. Dadas las condiciones en las cuales estos migrantes llegan y la necesidad inmediata de facilitar su retorno a sus países de origen, debe implementarse una respuesta de emergencia con acciones adecuadas. Debemos aumentar nuestra capacidad de respuesta para poder hacer frente a tales emergencias.” Hasta la fecha, 509 personas han sido transportadas por la OIM a Bamako, y 242 han retornado a sus países de origen. Los servicios consulares en Bamako están facilitando el retorno seguro de los restantes migrantes a sus países de origen en la región. Hasta la partida de los mismos, serán asistidos por la OIM y sus socios. Cabe destacar que desde noviembre de 2017 la OIM fue testigo de grandes flujos migratorios en la frontera entre Argelia y Níger. Desde el 1° de enero, más de 3.000 migrantes fueron rescatados en el desierto y 1.500 la semana pasada solamente. La mayor parte de los migrantes asistidos por la OIM Níger fueron encontrados en malas condiciones de salud luego de haber sido traídos a la frontera de Argelia y abandonados en el desierto. Las autoridades nigerianas y las OIM rescataron y transportaron a los 1.500 migrantes a Arlit y luego al centro de tránsito en Agadez. La OIM, por medio de su Programa Mecanismo de Recursos y Respuesta a Migrantes (MRRM por su sigla en inglés) y en colaboración con las autoridades de Níger, UNICEF y organizaciones no gubernamentales provee asistencia humanitaria básica para estas personas a su llegada a Níger y antes de que retornen a sus lugares de origen. Las operaciones de retorno voluntario a sus países de origen están ahora dándose en el marco de la Iniciativa Conjunta del Fondo Fiduciario de la UE y la OIM para la Protección y Reintegración de Migrantes. Para mayor información por favor contactar a Seydou Tangara en la OIM Malí, Tel: +223 76 42 63 59, Email: stangara@iom.int o a Hamed Diallo, Tel: + 223 75 63 53 24, Email: hdiallo2@iom.int