Press Release —Global Junio 15, 2019

Mopti: más de 50.000 personas desplazadas en medio de la violencia entre comunas

Mopti – El fatal ataque perpetrado el domingo (09/06) a la aldea de Sobane en la zona central de Mali - que dejó un saldo de 35 víctimas fallecidas y otras 60 aún desaparecidas – sigue desplazando a las personas hacia Mopti, una de las ciudades más grandes del centro de Mali. Cuatro días después del ataque, más de 100 personas desplazadas internamente (IDPs) de Sobane, habían sido ya registradas por los funcionarios del Directorio Regional para el Desarrollo Social de Mopti (DRDS, por su sigla en inglés). Esta cifra se ubica por encima de las casi 50.000 personas desplazadas internamente, de las cuales un 58% son niños y niñas, que ya fueron registrados en las ciudades de Mopti, Sévaré y Fotama, en la zona central de Mali, desde enero de 2019. Estas personas desplazadas internamente han huido de la violencia entre comunidades para buscar albergue en las poblaciones de acogida, las cuales están luchando para lograr paliar las necesidades básicas de las personas desplazadas internamente. “Una noche, mientras me encontraba en Bamako, mi hijo mayor llamó para contarme acerca de la llegada de familias que decían que sus aldeas habían sido atacadas, saqueadas e incendiadas, y que ellos lo habían abandonado todo para buscar refugio”, explica Hawa. Hawa, maestra y madre de tres hijos, ha albergado en su casa en Mopti, en la zona central de Mali, a 172 personas desplazadas internamente que han escapado de los conflictos entre comunas en marzo de 2019. “Necesitamos comida, agua y tiendas porque la gente sigue llegando”, agregó. Las 711 personas desplazadas desde marzo de 2019 en el sitio de Soukoura, campamento para personas desplazadas internamente,coordinado por el Gobierno de Mali, en la región de Mopti; y las personas desplazadas internamente que viven en campamentos provisorios (tales como los que viven con la familia Hawa) ya han recibido asistencia inmediata. Pero esta asistencia no es suficiente puesto que los desplazamientos internos continúan. “Hay una necesidad urgente de abordar cuanto antes las cuestiones de agua y  sanidad, y también otras cuestiones planteadas por la estación de lluvias y las inundaciones que representan una amenaza para estas personas desplazadas”, dijo Boubacar Diallo, a cargo de la División de Protección Social en el Directorio Regional de Desarrollo Social y Economía en Mopti. “La situación requiere nuestra atención en términos de provisión de alimentos, agua, sanidad y albergues. Debemos coordinar nuestras acciones y fortalecer nuestra capacidad de respuesta para abordar estas emergencias”, dijo el Jefe de Misión de la OIM Mali ,Pascal Reyntjens. Comenzando la próxima semana, la OIM entregará 50 tiendas con una capacidad de 10 personas por tienda y  estará lista para fortalecer al equipo del Directorio Regional para el Desarrollo Social a cargo de establecer los perfiles de las personas internamente desplazadas. Los restantes 334 sobrevivientes que aún se encuentran en la aldea atacada el domingo recibirán también kits con artículos no alimentarios (alfombras, mosquiteros, artículos sanitarios, contenedores para almacenar agua, utensilios de cocina, etc.). Desde 2012, la situación humanitaria en el país es sumamente volátil debido a la gran inseguridad causada por los conflictos entre comunas y los violentos ataques contra civiles en el norte y centro del país. Las autoridades del Gobierno, de la Protección Civil, la Cruz Roja de Mali, organizaciones de la sociedad civil, y agencias del sistema de la ONU (UNICEF, ACNUR, Programa Mundial de Alimentos, la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, y la OIM) están trabajando conjuntamente para asistir a estos miles de personas desplazadas internamente que necesitan con urgencia asistencia inmediata (hospitalidad, elaboración de perfiles, alimentos, albergues, asistencia con artículos no alimentarios, y cuidados de la salud). Desde 2012, la OIM Mali ha estado trabajando en la región de Mopti abordando las necesidades de las personas desplazadas internamente a través de la provisión de albergues, agua y sanidad. Como parte de los proyectos de estabilización comunitaria la OIM ya ha desarrollado un centro multifuncional para mujeres en Konna, ha rehabilitado los Centros Comunitarios de Salud (CSCOM) de Debere, Hombori y Diona en Douentza, y también las escuelas en Kourarou, Hombori y Youla warou. Al mes de mayo de 2019, la cantidad de personas desplazadas internamente en Mali ha alcanzado la cifra de 120.067, de las cuales unas 49.426 se encuentran en la región de Mopti. Para mayor información por favor contactar a Seydou Tangara en la OIM Mali, Tel: +223 76 42 63 59, Email: stangara@iom.int,  o a Florence Kim en la Oficina Regional de la OIM para África Central y Occidental, Tel: +221 78 620 62 13, Email: fkim@iom.int